Son millones las historias que ocurren en un taxi 24h en Europolis, como podrás imaginar. Tanta gente pasando por un coche solo puede dejar infinidad de anécdotas que quedan para siempre, para bien o para mal, en la memoria del taxista al que le tocó vivirlas. Seguro que el que lea esto también puede contar algún recuerdo memorable sobre un viaje en taxi. A continuación va una de tantas historias difíciles de olvidar..

Uno de los miedos más comunes a la hora de coger un taxi es olvidarse algo dentro y no saber cómo actuar para poder recuperarlo. Eso mismo fue lo que le ocurrió a dos mujeres en Madrid, pero lo que se les olvidó no es algo común en objetos perdidos. Las pasajeras discutían sobre dónde ir de compras y cuando se bajaron olvidaron dentro del taxi su capazo. Fue el siguiente cliente el que descubrió qué había dentro de él, un bebé.

El buen trato del taxista hacia el bebé es sin duda el protagonista de esta anécdota y es precisamente lo que buscaría cualquier cliente de un taxi 24h en Europolis. La madre siguió las indicaciones dadas por la megafonía de los grandes almacenes en busca de su retoño y cuando llegó le indicaron que el bebé no estaba allí, sino en el taxi. Más alterada si cabe fue a la parada en su búsqueda y lo encontró tomando el biberón de manos del taxista y a punto de quedarse dormido en sus brazos. El conductor les ofreció a las dos mujeres un viaje gratuito a su hogar con la condición de no olvidarse el capazo otra vez.

En Taxi Los Peñascales queremos tratar a nuestros clientes como si fueran nuestra familia para que su experiencia en nuestros taxis sea una anécdota que contar sin necesidad de olvidos de bebés.